Mesa redonda. Relación entre árbitros, entrenadores y padres

Muchas veces, por desgracia, lo que debería ser un juego entre dos contendientes compuestos por doce jugadores y dirigido por dos o tres árbitros en base a unas reglas que estos están llamados a interpretar, desemboca en situaciones poco agradables que en nada tienen que ver con el propósito inicial de un deporte surgido en un ambiente estudiantil y en el que, según James Naismith, su creador, debería prevalecer el talento y el juego limpio sobre la rudeza y la agresividad.

Pero esto no es sencillo. Cabe comprender que todos los padres deseen lo mejor para sus hijos, y que todos los entrenadores quieran que sus equipos venzan en cada partido, pero cada vez que se lanza el balón al aire no solo se ponen en juego las habilidades y capacidades de los contendientes, sino valores que van mucho más allá y que pasan, ante todo, por el respeto y la educación.

En esta línea, dos grandes nombres del arbitraje nacional, Ángel De Lucas y Miguel Ángel Palenzuela, se sentarán para hablarnos de cómo debe ser la relación entre los diferentes actores que se dan cita en un partido de baloncesto. Lo harán en torno a una mesa en la que actuará como moderador, Pablo Val, presidente del Comité de Árbitros de Castilla y León, y, aunque primará la perspectiva arbitral, lo cierto es que del intercambio de opiniones y de las conclusiones que de este se deriven, es importante que todos; entrenadores, jugadores y aficionados, nos hagamos eco. Allí os esperamos a todos. Sin excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *